Adineko pertsonak: gizarte berriaren protagonista

Estos días nacerá en algún lugar del planeta el habitante número siete mil millones. De ellos, alrededor de 600 millones son ya personas mayores, cifra que se duplicará hacia el año 2025 y que llegará a los dos mil millones en 2050; la mayoría de ellas en países en vías de desarrollo (ver gráfico). A nivel estatal, las personas mayores de 65 años suman más de siete millones, lo que representa el 17% del total de la población.

Gráfica evolución personas mayoresEn un mundo que evoluciona tan rápidamente, la tendencia es que las personas mayores desempeñarán un papel cada vez más importante y activo: a través del trabajo voluntario, transmitiendo su experiencia y conocimientos, cuidando a sus familias… De hecho, en algunos lugares están ya contribuyendo de forma fundamental a la sociedad en la que conviven, como por ejemplo, el continente africano donde millones de adultos enfermos de SIDA y huérfanos son cuidados por padres y abuelos.

Más cerca de nosotros, el cuidado de personas dependientes y enfermas de todas las edades corre a cargo en su mayoría por personas mayores, especialmente las mujeres. Según un estudio de la fundación BBVA de 2002, el promedio de tiempo empleado en este cuidado aumenta exponencialmente con la edad de las y los cuidadores: 201 minutos al día si el cuidador pertenece al grupo de edad 65-74 y 318 minutos si su edad es 75-84 – comparado con sólo 50 minutos si el cuidador está en el grupo de edad 30-49 años.

Abuela enseñando a niño
Las personas mayores desempeñan un papel cada vez más importante y activo.

El trabajo voluntario es otro gran campo donde los mayores tienen mucho que decir y aportar con su experiencia. Diferentes estudios muestran que la jubilación no da lugar necesariamente a unos índices de actividades y participación mayores como podría esperarse. Sin embargo, “cuando se trata de horas de voluntariado […] los hombres y las mujeres mayores dedican realmente más tiempo que sus homólogos más jóvenes, incluso cuando su situación laboral es estable” (Gallagher 1994), lo que da a entender que las personas mayores voluntarias se comprometen mucho más que otros grupos de edad. Esta conducta más comprometida se atribuye al hecho de que el voluntariado resulta ser especialmente útil para las personas mayores, tiene un efecto positivo sobre varias dimensiones del bienestar, tales como la satisfacción de vida o la salud. Si vamos a los índices de participación en actividades de este tipo en Europa se observa una variación considerable entre los diferentes países. Así en, los Países Bajos y Suecia mantienen los puestos más altos, Alemania está en una posición intermedia, mientras que Italia y, en particular España, muestran unos niveles por debajo del promedio.

Fuentes:

– http://www.un.org/es/events/olderpersonsday/

– Boletín sobre el envejecimiento, perfiles y tendencias. Nº17, 2005. Observatorio de las personas mayores, IMSERSO. http://www.imsersomayores.csic.es/documentos/documentos/boletinsobreenvejec17.pdf