El reto de San Blas en la ludoteca de Usansolo

Como cada inicio del mes de febrero, en la ludoteca de Usansolo volvemos a poner de moda los famosos cordones de colores de San Blas. No tanto para protegernos de afecciones de la garganta como dice la tradición, sino para jugar con ellos a hacer figuras y, de paso, promover el desarrollo de la concentración, la imaginación y la coordinación. Este año, en la ludoteca de Usansolo nos hemos puesto como reto intentar alcanzar un nivel más avanzado, tanto en la modalidad individual como en parejas. ¡Lo intentamos, lo conseguimos!

 

 

Conocido por diversos nombres como “juego de hilos”, “juego de cuerdas”, “hamaca” para los griegos y romanos…, este juego. está presente en la mayoría de culturas desde tiempos inmemoriales y su origen se sitúa en Extremo Oriente.

-Este juego, al alcance de cualquiera, es jugado tanto por niñas y niños como adultos en todo el mundo.

Este juego, al alcance de cualquiera, es jugado tanto por niñas y niños como adultos en todo el mundo.

Aunque se juega de forma asombrosamente similar en lugares muy lejanos entre sí, la finalidad del juego varía de una cultura a otra. Por ejemplo, entre los inuit se concibe como un reto de habilidad en el que  varias personas compiten por realizar la figura más artística o complicada. En otras tribus se emplea como acompañamiento para ilustrar historias o mitologías mientras se recitan, también para describir fenómenos naturales o para tener una buena cosecha.

Puede jugarse de forma individual, en parejas o incluso en grupo y las figuras que se realizan reciben nombres como “la cuna”, “el espejo”,
“las velas”, “las tijeras”, etc.