Nuevas noticias que apoyan la importancia del juego en familia

Hemos hablado en varias ocasiones de la importancia del juego en la educación. Se puede decir que es el método natural de aprendizaje en la infancia: despierta su imaginación, ayuda a la autoestima, fomenta las relaciones sociales, etc. Si este, además, se realiza en familia, mucho mejor. Una reciente investigación realizada en la Universidad de Priceton (Estados Unidos) aporta una nueva información sorprendente: la actividad cerebral de padres e hijos (incluso si son bebés) varía en función del contacto visual y cuando comparten juguetes.

 

 

 

Juego en familiaEl estudiose ha centrado en medir la actividad cerebral de los adultos y los bebés cuando interactúan de forma natural. Los resultados obtenidos muestran que cuando se producían encuentros cara a cara, los cerebros de los bebés y de los adultos se sincronizaban y que esta conexión desaparecía cuando estaban separados.

Según su autora principal, Elise Piazza,psicóloga e investigadora, “La conclusión es que la actividad cerebral de ambos fluctúa en función del contacto visual y cuando comparten juguetes. Por lo que, cuando un bebé y un adulto juegan juntos, sus cerebros se conectan de una manera dinámica”.

En este artículo publicado en la sección “De mamas & de papas” de elpais.com se puede ampliar la información relativa a esta investigación.