Empezar a salir a la calle: esencial para las personas mayores

Este largo confinamiento nos afecta a todos pero especialmente a colectivos como el de las personas mayores. La falta de ejercicio, no andar, no ver la luz natural…, puede tener consecuencias a nivel emocional, físico y psíquico, sobre todo en aquellas personas que viven solas y, más aún, si es una soledad no deseada. La relajación de las medidas y la posibilidad de salir por un tiempo a la calle ayuda a paliar la movilidad y la falta de exposición al Sol, tan esencial para evitar las osteoroposis, pero algunos efectos como el miedo a salir, la angustia, serán más problemáticos. Por ello, es necesario seguir manteniendo un seguimiento especial de nuestros mayores.

 

 

Consecuencias físicas y psíquicas

Es normal sentir ansiedad, miedo y preocupación cuando percibimos que algo puede ponernos en peligro pero esto no nos puede paralizar. Es necesario salir siguiendo las pautas de prevención y conducta establecidas.

Es normal sentir ansiedad, miedo y preocupación cuando percibimos que algo puede ponernos en peligro pero esto no nos puede paralizar. Es necesario salir siguiendo las pautas de prevención y conducta establecidas.

Tal y como se menciona en este artículo, geriatras y terapeutas advierten de que el confinamiento excesivamente prolongado puede tener consecuencias importantes a nivel emocional, físico y psicológico para las personas mayores.

La falta de ejercicio, no andar, conlleva problemas vasculares y a nivel físico: las rodillas se anquilosan, las caderas, etc.

Se acentúa la agorafobia que es el trastorno de los estados del ánimo en el que la persona siente miedo y, por tanto, evita estar en lugares públicos. El miedo a salir, la angustia, empieza a hacer mella en mucha gente, sobre todo, en aquellos mayores que están viviendo el confinamiento en una soledad no deseada, situación terrible que afecta psicológicamente.

De acuerdo con los psicólogos no sabemos cómo reaccionaremos en el futuro pero es normal sentir ansiedad, miedo y preocupación que son las emociones que todos sentimos cuando a percibimos que algo puede ponernos en peligro.

Muchos de los mayores de Basauri que acuden a los talleres de actividades físicodeportivas, de memoria, dibujo y pintura, manualidades, etc. de SOINHEZI, con los que estamos manteniendo contacto telefónico durante todo este tiempo de confinamiento, manifiestan su temor, miedo al exterior después de tanto tiempo en la seguridad de su casa, en algunos casos puede resultar incluso difícil cruzar la puerta de salida.

SOINHEZI envía semanalmente a través de Whatsapp a las alumnas y alumnos de nuestros grupos, ejercicios de gimnasia y también de estimulación cognitiva para que se ejerciten y mantengan, en la medida posible, activos su cuerpo y su mente.

Nuestros mayores necesitan, más que nunca, todo nuestro cariño, apoyo y solidaridad porque ellos se lo merecen todo.