A partir de los 12 años sólo el 8,4% de la población infantil juega con sus padres y madres frente a otras actividades compartidas como ver la televisión

En estas fechas en las que los buzones comienzan a llenarse con catálogos de juguetes de cara a las fechas navideñas, pensamos que es un buen momento para hablar de  la importancia del juego y en concreto, del juego intergeneracional y de sus beneficios tanto para las personas mayores como para las niñas y los niños. Así lo respaldan distintos estudios como el presentado recientemente sobre juego y familia por el Observatorio del Juego Infantil de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes.

 

Juego y familiaEn las últimas décadas el concepto de familia ha experimentado una profunda transformación. La falta de tiempo hace que la “vida familiar” entendida como tiempo destinado a compartir actividades, a la comunicación… se reduzca. En este contexto, el juego queda relegado en muchos casos a un segundo plano, especialmente a partir de la adolescencia.

Petra María Pérez Alonso-Geta, Catedrática de Teoría de la Educación de la Universidad de Valencia, autora del estudio  “Valores y pautas de interacción familiar en la adolescencia (13-18 años)” señala esta etapa como  “un periodo básico para la formación, la maduración, la identificación y el descubrimiento personal (…) donde los padres juegan un papel fundamental. Los adolescentes necesitan su ayuda, establecer puentes de comunicación y tiempo de ocio compartido”.(1)

El juego es esencial para la formación y la adaptación y una de las vías de comunicación más eficaces. Como señala esta experta,  “permite divertirse juntos, favorece el intercambio de vivencias personales, fortalece los vínculos afectivos y sienta las bases para una buena comunicación intergeneracional”.

Resulta sin embargo llamativo el dato de otro estudio suyo realizado para el Observatorio del Juego Infantil que muestra que a partir de los 12 años solo el 8,4% juega a diario con sus madres y padres, frente a otras actividades compartidas como ver la televisión con el 45,5%.(2)

Se hace necesario por tanto recuperar los juegos  tradicionales y hacer un hueco en la familia para el juego. Ahora que se acercan fechas de reuniones familiares en torno a la mesa es un buen momento para ponerlo en práctica y reservar un sitio especial también al juego.

Más información sobre este tema en esta página.

 

(1) Perez Alonso-Geta, P.M Valores y Pautas de Interacción familiar en la adolescencia (13-18 años). (2) Perez Alonso-Geta, P.M (2010): Estudio para determinar los diferentes estilos educativos, pautas de interacción en los distintos tipos de familia (nucleares, monoparentales, reconstituidas, etc.) con hijos/as en el segmento de 6 a 14 años.