10 recomendaciones para un verano activo

Seguir una rutina y unos hábitos saludables nos hace sentir mejor y aumenta la calidad de vida de las personas mayores: previene la atrofia muscular y, con ello, el riesgo de caídas, el riesgo de infartos…, la lista de beneficios es muy larga. Y el verano es una de las mejores épocas del año para mantenerse activo, ya sea en el exterior, paseando o aprovechando las zonas de ejercicios que se pueden encontrar en cualquier parque, o en casa, dedicando un tiempo al ejercicio. Te damos algunas recomendaciones.

 

 

Envejecimiento activo1– Realiza ejercicio de forma regular y con moderación. ¡La prevención es el mejor tratamiento!

2– Si haces ejercicio en casa, mantén ventilada la habitación.

Existen tablas de ejercicios físicos que te pueden servir de guía. En SOINHEZI te podemos orientar ¡¡Consúltanos!!

3– Recuerda realizar primero un calentamiento: prepara las articulaciones y eleva el pulso para que el aparato cardiovascular esté listo para la actividad.

4– Coge el aire por la nariz y suéltalo por la boca al hacer el esfuerzo. Descansa entre ejercicio y ejercicio.

5– Termina siempre la actividad con un estiramiento. Cuando estiras el músculo y las articulaciones reducen su intensidad por el esfuerzo y vuelven a su estado natural. Ayuda a mejorar la postura, previene lesiones…

6– IMPORTANTE: ¡El ejercicio no debe doler nunca! Llega siempre hasta donde tu condición física lo permita.

7– Si sales a pasear, es aconsejable que lo hagas durante las primeras o últimas horas del día, con luz. Recuerda que si no existe la distancia social adecuada es mejor llevar puesta la mascarilla.

8– Si te gusta tomar el sol evita las horas centrales del día y no lo hagas en posición estática. Usa protección solar.

9– Bebe agua, el organismo necesita hidratación para su bienestar.

10– Utiliza ropa cómoda y cuida tu alimentación, procura que sea saludable, no muy pesada.

Y sobre todo, ¡disfruta mucho de la actividad y del verano!